Un espacio de cocina donde acceder a mis recetas más interesantes con trucos e ideas para cualquier ocasion. Daddy Rafa confía que disfruteis con ella y que creemos un espacio para aportar ideas culinarias. Aviso: ¡Marcado acento internacional!

martes, noviembre 21, 2006

Falafel

Muy buenas de nuevo tras unos días de ausencia fruto de mi sobresaturación laboral de lunes a Viernes y de preparativos para la pequeña Audrey que viene de camino durante los fines de semana.

Pero bueno, por fin, he sacado un hueco al llegar a casa y aquí os propongo otra recetilla para abrir el mes de Noviembre (¡joder! abrir y estamos a mediados!!! )

Bueno, lo que os propongo hoy es otra receta de tendencia árabe enclabada dentro de la cocina MEZE ("bocados sabrosos" en Griego): LOS FALAFEL. Lo cierto es que existen muchísimas versiones de falafel que van desde el más común con garbanzos, pimenton y cominos hasta los muy sofisticados con alubias o incluso con habas.

La versión que os propongo yo está sacada de un libro de cocina griega y me gusta especialmente porque hace uso de la menta, el perejil y el cilantro y el resultado es realmente sorprendente. Preparar este plato es SUPER-SENCILLO y además de ser natural, sano y muy rico, te soluciona una cena o un compromiso la mar de bien.

Sin más dilación, vamos con la receta:

FALAFEL

Ingredientes (para 8 unidades):
125 grs de Garbanzos
2 cebolletas picadas
1 diente de ajo majado
7 grs de perejil fresco picado
7 grs de menta fresca picada
15 grs de cilantro fresco picado
1 pizca de cayena
1/2 cucharadita de sal
1 cucharilla de café de comino molido
1/4 de cucharilla de levadura en polvo
Aceite vegetal para freir



Elaboración:

Lo primero y esencial es dejar la noche anterior a preparar los Falafel los garbanzos en remojo y cubiertos de agua. A la mañana siguiente, escurrir bien y mezclar los garbanzos, las cebolletas, el ajo, el perejil, el cilantro , la menta, la cayena la sal y el comino.

Con ayuda de una batidora potente o de un robot de cocina trituramos todo hasta obtener una pasta homogenea y sin trozos más grandes unos de otros, sino una pasta uniforme.

A continuación añadimos la levadura en polvo, removemos bien y ponemos en un cuenco. Ahora, sin tapar, se deja el cuenco en la nevera por un periodo no inferior a 3 horas.

Ahora sólo queda calentar una buena cantidad de aceite (recomiendo aceite de girasol porque es sólo para freir) como para hacer"deep-fried" que dicen los ingleses. Dividimos la pasta en 8 y hacemos con la mano pequeñas albondigas aplastadas. Cuando el aceite este bien caliente (al echar un trocito de pan se frie rápidamente), proceder a freir hasta que se dore. Retirar del fuego y listo!! a disfrutar de unos Falafel exquisitos.

Consejo: Si quereis, podeis comerlos combinándolos con Hummus (ver receta que publiqué en su día) o bien preparar una salsa de menta fresca. Para ello: Mezclar: 1 yogur griego, 1 manojo de menta fresca muy picada, un chorrito de aceite de oliva virgen y sal, dejarreposar 20 minutos en la nevera y ¡listo para acompañar los Falafel!.

Ale pues!, espero que os guste y os animeis a hacerlos. Como siempre os digo: Besos para ellas y abrazos para ellos.
Cuidaros mucho,
Papi

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Hola Rafa!! Quizá sea obvio, pero ¿no habría que cocer los garbanzos antes de mezclar los ingredientes del falafel? Besos, Raquel

7:00 p. m.

 
Blogger daddyrafa said...

Pues... NO. No es obvio. NO HAY QUE COCER NADA. Los garbanzos al estar en agua toda la noche están duros para comerlos tal cual, pero el objetivo es crear una pasta que se pueda freir. Si se cuecen lo que preparas es una papilla más cercana al hummus.

Un besote

9:40 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home