Un espacio de cocina donde acceder a mis recetas más interesantes con trucos e ideas para cualquier ocasion. Daddy Rafa confía que disfruteis con ella y que creemos un espacio para aportar ideas culinarias. Aviso: ¡Marcado acento internacional!

domingo, febrero 17, 2008

BHUJA DE LENTEJAS (RECETA INDIA)

Hola de nuevo después de 2 semanitas sin hacer presencia en el blog por falta de tiempo. En estos días me ha dado por retomar mi afición a la comida india y hoy os planteo precisamente eso, un riquísimo plato indio. Se trata de unas albóndigas de lentejas en salsa que no son muy complicadas de hacer y salen muy sabrosas.

Vamos con la receta: BHUJA DE LENTEJAS

Ingredientes: (Para 4 personas)

1 Taza de lentejas
1 Cebolla mediana
1 Patata mediana
1 cucharilla de café de comino molido
1 cucharilla de café de cilantro
1 cucharilla de café cúrcuma
½ Taza de harina
Aceite
2 Dientes de ajo majados con piel
1 Cucharada de jengibre fresco rallado
1 bote de tomate concentrado (pastina de tomate) (150 ml)
1 Taza y media de caldo de verduras
1 brick de nata para cocinar (125 ml)
1 Puñado de judías verdes frescas

Elaboración:

Este plato no es difícil de hacer pero es un poquito laborioso, aunque con un poco de orden y organización no es para tanto. Lo primero es poner en remojo las lentejas la noche anterior de manera que estén lo suficientemente blandas para preparar este plato pero lo suficientemente duras para no hacer una pasta incomible. Escurrimos bien las lentejas y las reservamos en un bol.

Ahora rallamos la cebolla y la patata y les extraemos el exceso de agua apretándolas con las manos. Mezclamos lo rallado con las lentejas y añadimos el comino, el cilantro, la cúrcuma y la harina. En estos momentos tendremos algo parecido a una masa pegajosa de lentejas con la cual debemos trabajar. Formamos albóndigas con las manos bien limpias y secas y las dejamos en una bandeja en el frigorífico durante 30 minutos para que tomen forma y se puedan preparar después.

Una vez las albóndigas estén reposadas, ponemos aceite a calentar en una sartén y cuando esté bien caliente, las freímos por tandas y las reservamos.


Ahora queda preparar la salsa para acompañarlas. Para eso, en una cazuela ponemos 2 cucharadas de aceite (no más para que no quede aceitoso) y ponemos a freír los ajos majados y el jengibre. Añadimos el tomate, el caldo (que puede prepararse con agua y pastillas de caldo de verduras en caso de que no tengáis caldo hecho) y la nata y dejamos cocinar a fuego medio durante 5 minutos.

Mientras se cocina la salsa, limpiamos las judías verdes y les quitamos las puntas y las hebras y hacemos tiritas finas. Ahora las añadimos a la salsa y acto seguido incorporamos también las albóndigas. Cocinamos durante 10 – 15 minutos a fuego medio y servimos en cuencos para comerlas. Están riquísimas.


La verdad es que es otra forma de comer legumbre algo distinta al guiso tradicional. Espero que alguien se anime a prepararlas y luego me comente su impresión.

UN CONSEJO: Si os salen muchas albóndigas, es mejor no añadirlas todas a la salsa ya que si sobran, se “chupan toda la salsa de un día para otro” y luego quedan secas. Por tanto, es mejor añadir las que os vayáis a comer y guardar por separado la salsa y las albóndigas para la siguiente vez que las queráis comer.

Bueno señores y señoras, os dejo hasta otro ratito. Como siempre os digo, besos para ellas y abrazos para ellos. Cuidaros mucho.

Volveré,

Papi

4 Comments:

Blogger starbase said...

Rafa, no me queda claro pero supongo que después de remojarlas las cueces un poco ¿No?

9:08 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Papi, estoy haciendo la receta siguiendo paso a paso las instrucciones y no me arma la masa. tengo una duda, en ninguna parte dice que las lentejas se cocinen antes de armar la mezcla de las albóndigas, esto es correcto o falta algo?
Clara de Medellín - Colombia

12:28 a. m.

 
Blogger daddyrafa said...

Hola a los dos (starbase y Clara), os contesto a vuestra duda:

No hace falta cocerlas, porque al dejarlas en remojo se ablandan algo y luego al freirlas y al cocerlas en la salsa de tomate y nata se acaban de hacer. Es cierto que quedan "al dente" pero no quedan duras. Prometido. (Bueno, prometido al menos con lentejas comunes, no sé si habrá alguna lenteja que sea más dura que otra)

Clara, si no se te arma la masa, añade un poco de harina más y una gotas de agua. Admito que es la parte más dificil de todo porque las lentejas se pegan a las manos, pero no es imposible. ¡No te desanimes!, el truco es apretarlas con las manos y usar la harina con la patata rallada para que se "adhieran" un poquito. Al dejarlas reposar y luego al freirlas con aceite caliente se quedan firmes.

Gracias a los 2 por vuestras consultas. Confío haberos aclarado las mismas.

Un abrazo,

Papi

9:52 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

Que voy a probar a hacerlas.

5:49 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home